jueves, 24 de septiembre de 2015

Bienvenidos al Día Nacional del Medio Ambiente CHILE

Desde este año, cada 2 de octubre se conmemorará el Día Nacional del Medio Ambiente con el objetivo de promover la educación ambiental y generar conciencia sobre la importancia de preservar la riqueza natural de Chile. 

Por eso, el sábado 3 y domingo 4 de octubre te esperan más de 100 Áreas Protegid...as a las cuales podrás ingresar gratuitamente. Revisa el listado: www.diadelmedioambiente.gob.cl

¡AYÚDANOS A DIFUNDIR!

#DíaDelMedioAmbiente

video


martes, 22 de septiembre de 2015

Al desierto florido (CHILE) hay que visitarlo, cuidarlo y no destruirlo

El Quehaydecierto conversó con una de las voces autorizadas sobre el desierto florido en la Región de Atacama, quien nos habló sobre diversos temas relacionados con este fenómeno único en el mundo.

Fuente: quehaydecierto.cl, 22 sep 2015





Cuando pasa agosto y comienza septiembre en Atacama se da inicio a un fenómeno que no está presente todos los años, pero producto de las lluvias que se han dado en el 2015 se ha podido observar; se trata del desierto florido, que hace a esta región sumamente atractiva para muchos visitantes.

Raúl Céspedes Valenzuela, es Museólogo del Centro Nacional de Museología, en el Museo Nacional de Historia Natural de Santiago y además es Guía de Turismo certificado que lleva casi 40 años estudiando el del desierto florido en la Región de Atacama y es voz autorizada para hablar de este fenómeno.

Céspedes relata a El Quehaydecierto que mientras estudiaba en Santiago conoció al destacado botánico, Carlos Muñoz Pizarro, quien fue el que le contó que el “desierto florecía” y esto le dio mucha curiosidad y se preguntó “¿cómo va a florecer el desierto?” y cuando se vino a Copiapó hace aproximadamente 40 años, “me di cuenta que esto efectivamente era así, que comenzaban a salir plantas y empecé a interiorizarme en esto y llevo estudiando el desierto florido por más de 35 años en la Región de Atacama”.

Un desierto está asociado a una sección geográfica del planeta, en este caso la Región de Atacama, que carece de humedad y vegetación y en donde predomina la aridez.

Pero esta zona de Chile tiene unas características muy particulares, que están relacionadas a la ausencia de precipitaciones. Estas se presentan cada cierta cantidad de años causando verdaderos estragos en el ecosistema asociados a lo que es el desierto florido.

Esta región, como varias otras de Chile está sumida a la sequía, que ha agravado la crisis hídrica que vive el país, pero cada cierto tiempo, que puede variar entre 3 a 10 años, ocurren precipitaciones en el desierto de Atacama, lo que produce que nazcan nuevas hojas de arbustos secos, brotan semillas, bulbos, y rizomas por años guardados bajo tierra.

Al respecto Céspedes señala que “este proceso es curioso, porque por ejemplo este año con las lluvias de marzo y julio, en abril ya teníamos el desierto florecido y así lo informaban los medios y la gente lo veía: manchones de flores blancas, lilas y azul oscuro, llamadas ‘suspiros de campo’, que son las primeras que salen cuando hay lluvia, pero no era el desierto florido, ya que este con este se dan otras condiciones asociadas no solo a la flora, si no que también a la fauna.”

Raúl Céspedes indica además que “de aquí a algunos años más la sequía va a ser bastante más evidente, por el cambio climático brutal que estamos viviendo y es muy probable que el desierto florido desaparezca por varios años.”

De hecho hay registros históricos del desierto florido que datan de 1830, cuando se observó por primera vez, pero Claudio Gay, naturalista francés, que visitó Atacama en 1831 pudo verlo recién en 1940, casi 10 años después de lo registrado por primera vez.

“Es que el desierto florido es cíclico”, señala Céspedes, añadiendo que “lo que tenemos en cuanto a flora está asociada a tres fases, la primera son aquellas flores que salen de de semillas, las que salen de bulbos y las que aparecen de rizomas. Estas tres tienen una particularidad y es que tienen un mecanismo que se llama de ‘latencia’ y está asociado fundamentalmente al tiempo que pueden soportar en el desierto con la ausencia de agua y oxígeno, pero cuando se despierta este mecanismo y comienzan a salir todas estas flores. Primero salen las de semillas, luego las de bulbos y después las de rizomas y cuando las flores comienzan a aparecer empiezan a aparecer los insectos y las aves que vienen de otros hemisferios.

¿DESIERTO FLORIDO LUEGO DEL 25M?

Si bien el desierto florido como tal, está asociado a las lluvias que se presentan en la región y en el desierto de Atacama, Raúl Céspedes señala que las flores aparecidas luego de las fuertes lluvias y aluviones que azotaron a la región en marzo pasado “no son del desierto florido.”

Para el especialista “lo ocurrido en marzo pasado con el aluvión y con la lluvia de mediados de julio, es algo sin precedentes, ya que esto despertó un ecosistema latente, donde solamente algunas especies logran salir, ya que cuando hablamos de desierto florido estamos hablando de un ecosistema amplio, que incluye flores, insectos, reptiles, lagartos, aves y mamíferos.”

Agregando que “cuando todo este ecosistema se manifiesta entre fines de agosto, y los meses de septiembre y octubre, recién podemos hablar de desierto florido en su magnitud, si no es eso, estaríamos hablando de floraciones temporales.”

EL PASO DEL DAKAR ¿AFECTA O NO AFECTA?

Cuando pasa el Rally Dakar por Atacama una de las principales preocupaciones de los sectores ambientalistas en la región es qué pasa con el patrimonio y el desierto florido.

Raúl Céspedes es enfático en indicar que “como guía turístico certificado, puedo decir responsablemente que por lo menos en la Región de Atacama, los sitios por donde ha pasado el Dakar no han sido lugares donde haya habido floración.”
La razón de esta afirmación es que en esta carrera “habitualmente se utilizan caminos mineros que datan de trayectorias que datan de muchos años donde el impacto.” Agregó que “en los sectores en donde ha habido competencia en arenales tampoco hay una gran cantidad de floración.”

Par el Museólogo lo importante es “que la gente, especialmente la que va a ver el desierto florido, es que sea extremadamente responsable en cuanto a ayudar en la conservación del ecosistema, la flora y fauna, no botando basura, tampoco cortando plantas y no caminando por lugares en que no está permitido.”

Céspedes cuenta que “vi con angustia y enfado cuando en abril pasado había un pequeño rally cerca de Vallenar y estos tipos andaban con los autos encima de las flores con un descaro tremendo. Hay que tener un mínimo de sentido común sobre no caminar sobre las plantas, ni menos en auto, porque el ecosistema se altera brutalmente.”

“Cuando el desierto florido se presenta, aparte de visitarlo hay que cuidarlo y no destruirlo.” Concluye Céspedes.


lunes, 21 de septiembre de 2015

Proyecto recupera bosque nativo a través de la producción de miel

En áreas donde antes hubo especies endémicas, pero que por la tala indiscriminada hoy se han transformado en terrenos degradados, la Conaf está levantando pequeños núcleos con árboles melíferos, como una forma de ayudar a pequeños agricultores y rescatar los suelos. 

Fuente: El Mercurio, 21 de septiembre, 2015.

En Panguipulli, Región de Los Ríos, entre 1930 hasta inicios de 1970, el ulmo  (Eucryphia cordifolia) fue ampliamente explotado por la calidad de su madera.

 En aquellos años, los leñadores usaban la técnica del floreo, que consistía en cortar los mejores árboles del bosque, los más derechos y largos, para convertirlos en leña o en durmientes de puente. Lamentablemente, esos árboles eran los que proveían las semillas para generar nuevos ejemplares, lo que dio espacio al crecimiento de matorrales y hierbas sin valor.

Como una forma de abordar el problema, la Conaf y la Municipalidad de Panguipulli están desarrollando un inedito proyecto que busca recuperar los bosques degradados en base a la producción de miel, iniciativa que hace unos días fue mostrada a expertos y delegados del Proceso de Montreal, que se dieron cita en Valdivia.

El proyecto, que se enmarca en el Programa de Arborización +Árboles para Chile, de la Conaf, establece núcleos de plantaciones con árboles melíferos como el ulmo -cuyas flores dan un néctar que produce miel de buena calidad-, para que así las abejas tengan alimentación permanente.

La Conaf entrega las plantas y realiza el acompañamiento técnico, mientras que el municipio dona los materiales para construir los núcleos. Se trata de espacios de 650 metros cuadrados donde antes hubo densos bosques nativos, cercados con mallas metálicas que impiden el paso de los animales, explica Rodrigo Pedraza, jefe provincial de Conaf Valdivia. Terrenos actualmente degradados por la tala indiscriminada.

Es el caso de la propiedad de Anaisa Catricheo, pequeña agricultora de Coñaripe Alto, localidad distante a unos 42 kilómetros de Panguipulli, donde hace un mes la Conaf instaló un núcleo con especies como meli, arrayán, notro y avellano.

Estas especies, en un año, darán sombra y protección a los ulmos que serán plantados allí más adelante.

El predio de Catricheo muestra clara evidencia de degradación: hace décadas, fueron talados los últimos árboles nativos para hacerlos leña, luego de eso los animales se comieron todas los brotes que lograron germinar luego del corte. “Cuando un bosque se ha degradado existe vegetación, pero deben pasar muchos años para que formen un nuevo bosque. Con la conformación de núcleos apuramos el proceso”, explica Pedraza.

Gracias a la miel que ha obtenido, cuenta Anaisa Catricheo, ha podido diversificar sus ingresos gracias a la alta demanda que tiene el producto en verano. “La miel me genera hartos ingresos. Cosecho unos 2 mil kilos al año y casi todo se vende a los turistas que llegan acá”.

Según explica Pedraza, el proyecto “apunta a recuperar los bosques nativos, les damos valor, diversificamos los ingresos de las familias que viven de esto, del turismo y del bosque, y además se le empieza a dar un valor no tan maderero. Además, logramos recuperar suelos que no tienen mucho uso”.

Manejo sustentable

El Proceso de Montreal es un grupo compuesto por representantes de 12 países -entre ellos Chile, Canadá, Japón y EE.UU.-, que trabajan conjuntamente para fomentar el manejo sustentable de sus bosques. Los delegados, reunidos en Valdivia hace unas semanas, pudieron conocer la iniciativa que desarrolla la Conaf.

“Esto tiene que ver con que los pequeños propietarios que viven aquí necesitan recursos. Y ante terrenos que se encuentran degradados, lo que podemos hacer es apoyar para que se recuperen y crezcan especies interesantes que beneficien a los propietarios, como con la producción de miel”, explica Andrés Meza, gerente de Áreas Silvestres Protegidas de la Conaf.


El cóndor podría estar muy pronto en peligro de extinción

Se calcula que hay entre 15 mil y 20 mil ejemplares en todo el país, pero su número puede mermar rápidamente debido a la pérdida de fuentes de alimentación.
Fuente: El Mercurio, 20 de septiembre, 2015.


Nos hemos acostumbrado a creer que hay cóndores de sobra, que basta subir a la cordillera y divisarlos majestuosos desplazándose sobre las más altas cumbres.

Sin embargo, esta ave que figura en los escudos de cuatro países de la región, incluyendo el de Chile, pasa, según advierten los especialistas, por un escenario de incertidumbre respecto de su futuro.

La principal razón es que su fuente tradicional de alimento e incluso la alternativa están mermando. Históricamente, su principal sustento eran los guanacos cordilleranos, pero ahora casi ya no se ven, especialmente en la zona central, y por eso ha optado por los cadáveres de la ganadería… y ahora Chile está importando cada vez más carne.

Al problema de la falta de alimento hay que sumar otros problemas más recientes, como las intoxicaciones. Hace un par de años, hubo más de 20 cóndores intoxicados por un novillo muerto que dejó un campesino para controlar perros asilvestrados. “Participamos en el rescate y tratamiento de 18 y luego los liberamos”, cuenta Mauricio Fabry, veterinario y director del Zoológico Nacional. El organismo forma parte, junto con Aves de Chile (la antigua Unorch), del Programa Binacional de Conservación del Cóndor Andino Chile-Argentina (PBCCA). “Desde su creación, en 2001, se han liberado en el ambiente natural más de 80 cóndores rehabilitados o nacidos en cautiverio”, comenta.

Los primeros habitualmente provienen de unidades de rehabilitación como el centro de aves rapaces de Talagante, donde llegan cóndores con perdigones en el cuerpo o accidentados por chocar con líneas eléctricas en la zona cordillerana.
“Oficialmente, el cóndor está calificado como una especie vulnerable. Eso significa que si los factores que lo amenazan continúan operando, en el corto plazo podría pasar a la categoría de peligro de extinción”, advierte Eduardo Pavez, ornitólogo y presidente de Aves de Chile.

Por todo Chile

Los núcleos más importantes de población están en la cordillera, tanto en Argentina como en Chile. “Nosotros hemos estimado una población que podría fluctuar entre los 15 mil y 20 mil ejemplares”, dice Pavez. Los números parecen grandes, pero hay que considerar que se distribuyen a todo lo largo de Chile. El grueso de la población se concentra en la Patagonia, con el 70% del total. El segundo núcleo importante es el que va de Coquimbo a Maule, donde reside el 20%, y el 10% restante se distribuye en el extremo norte y en la zona sur, entre Biobío y Los Lagos.

Gracias al monitoreo con sensores satelitales han podido determinar que cubren distancias de hasta 800 kilómetros. Es así como un cóndor con su nido en Combarbalá puede llegar hasta los nevados de Chillán. Además, atraviesan la cordillera en ambas direcciones todos los días. También se pueden ver algunos en la cordillera de la costa, especialmente en los cerros El Roble, La Campana y Altos de Cantillana.

Por el norte, llegan hasta Los Vilos, moviéndose a través de los cordones montañosos transversales. “Todos los que se ven en la costa provienen de los Andes, pasan por el día y después vuelven a la alta cordillera”, dice Pavez.

En las inmediaciones de Santiago se les puede ver en el Arrayán, Farellones, La Parva y el Cajón del Maipo. Rara vez se internan más cerca de la ciudad, pero se les ha visto en el cerro Manquehue, que en el pasado fue una gran condorera, es decir, el lugar donde los cóndores llegan a descansar y luego reanudan su vuelo. De hecho, Manquehue significa lugar de cóndores en mapudungún.

A los especialistas les preocupa que al cóndor andino no le ocurra lo del cóndor californiano, que hoy casi no se encuentra en el ambiente natural.

De hecho, Fabry comenta que una iniciativa para recuperar su población incluyó la incubación de sus huevos por cóndores andinos con experiencia de crianza.

Esfuerzos de repoblación


La merma en las poblaciones del cóndor es crítica en algunos países andinos. En Ecuador no viven más de 100 ejemplares, al igual que en Colombia. En este último país se están haciendo esfuerzos para repoblar, de hecho Eduardo Pavez, ornitólogo y presidente de Aves de Chile, cuenta que en las próximas semanas enviarán tres parejas de cóndores a ese país para iniciar un programa orientado a recuperar la población. La idea es no llegar a un escenario como el de Venezuela, donde esta ave se extinguió en los años 60.


Contraloría decreta sumario para municipio de Quintero por permisos a hotel Decameron

Contraloría decreta sumario para municipio de Quintero por permisos a hotel Decameron

jueves, 10 de septiembre de 2015

Humedal y desembocadura del río Maipo nuevo sitio de importancia internacional

Medida es para conservación de aves migratorias. 
Fuente: El Proa de San Antonio, 8 de septiembre, 2015.



En el marco del Día Mundial de la Aves Playeras, que desde el año pasado tiene lugar cada 6 de septiembre, se celebró la designación de un nuevo sitio de importancia internacional para la conservación de aves playeras migratorias en Chile: El Humedal y Desembocadura del Río Maipo.

La ceremonia se realizó en la playa Marbella de Santo Domingo, y en ella Hugo Díaz, alcalde protocolar de Santo Domingo y José Luis Brito, director del Museo de Historia Natural de San Antonio recibieron el certificado que oficializa la denominación de este humedal como un nuevo sitio de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras (RHRAP).

Sobre la importancia y compromiso que tiene el municipio de la comuna parque con esta lugar, el alcalde proto-colar, Hugo Díaz declaró que “es relevante esta designación, ya que refuerza lo que el municipio ha estado haciendo en conjunto con las Fundaciones Cosmos y Mar Adentro hace ya bastante tiempo en la protección y conservación del humedal del río Maipo y su ecosistema. Este nombramiento nos motiva a continuar trabajando por esta noble causa que es un compromiso que tenemos con la naturaleza y nuestra gente”.

En Chile la Desembocadura del Maipo se convierte en el cuarto sitio RHRAP, después del Humedal del Río Lluta en Arica, el sistema de Humedales Orientales de Chiloé, y Bahía Lomas en Tierra del Fuego. El nuevo sitio tiene aproximadamente 140 hectáreas e incluye el sector de playa, barra de arena, estuario, pajonales, las áreas pantanosas, zona arbus-tiva, dunas de arenas y desembocadura que, en conjunto, forman un ecosistema que alberga a 132 especies de aves, además de peces, reptiles, anfibios, y algunos mamíferos. La importancia del Humedal Río Maipo dentro de la red de sitios claves para las aves playeras, está dada, principalmente por albergar parte de la población biogeográfica de Zarapito y Pilpilén.


“Las aves playeras, y en particular algunas especies de la Ruta del Pacífico, están declinando a nivel global, y si no respondemos oportunamente podríamos enfrentarnos a la extinción de especies en el corto plazo. Humedales costeros como el del río Maipo deben alcanzar estatus de conservación nacional para proteger las especies de aves que alberga, en acuerdo y coordinación con todos los usuarios del área”, señaló Diego Luna Quevedo, especialista en conservación de la RHRAP.

La RHRAP está integrada por un conjunto de socios a lo largo de todo el continente americano, y su fin es promover la conservación de las aves playeras y los hábitats fundamentales para su sobrevivencia, mediante la creación de una red o sistema de sitios claves en su proceso de migración. En total, cuenta con 91 sitios en 13 países del continente americano, y un gran número de socios que conservan y manejan más de 13 millones de hectáreas de ecosistemas vitales para estas aves.

“Esperamos que se sigan sumando esfuerzos, como esta declaratoria, para generar una cultura de conservación y uso sustentable del HRM, ya que solo así podremos resguardarlo frente a ciertas actividades humanas que lo amenazan y, al mismo tiempo, fomentar su conocimiento y disfrute”, señaló finalmente Diego Urrejola, director ejecutivo de Fundación Cosmos y representante de Fundación Mar Adentro, entidades ambas que colaboran con la Municipalidad de Santo Domingo en la consolidación del Parque de la Naturaleza Humedal Río Maipo.



FUTURO PARQUE MARINO EN ISLA ROBINSON CRUSOE

Ecologistas chilenos buscan crear el parque marino más grande del mundo"

"No es sólo un lugar idóneo para la práctica de deportes subacuáticos o el turismo, sino que también como ejemplo de conservación marina", asegura la organización Oceana.





La comunidad del Archipiélago de Juan Fernández, en conjunto con la organización ecológica Oceana y National Geographic, buscan la creación del parque marino más grande del mundo en las Islas Desventuradas.

Dichas porciones de tierra, la componen San Ambrosio y San Félix el islote González y la roca Catedral, conjunto de islas conocido como las Islas Desventuradas.Estas islas son las más lejanas después de la Isla de Pascua.

La comunidad de Juan Fernández ya logró la aprobación de un Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos, alrededor de las primeras 12 millas del archipiélago.

En un vídeo difundido por la ONG dedicada a proteger los océanos del mundo, Oceana, se muestra al campeón mundial de buceo libre, el venezolano Carlos Costes, buceando entre los lobos marinos y la flora marina en Juan Fernández.
Las imágenes tienen como objetivo mostrar al Archipiélago como “uno de los ecosistemas más ricos y bellos del mundo“, señala Oceana.


Asimismo agregan que “no es sólo un lugar idóneo para la práctica de deportes subacuáticos o el turismo, sino que también como ejemplo de conservación marina”. Esta zona marina cuenta con 735 especies marinas registradas y un alto grado de endemismo.




Inquietan trastornos que podría ocasionar la termoeléctrica de Río Turbio

Doscientas mil toneladas de carbón utilizará la planta que funciona en la ciudad vecina a Puerto Natales. La máxima autoridad comunal manifestó su preocupación al respecto. En tanto, Cristina Fernández, Presidenta de Argentina, dio el vamos al proyecto enfatizando que se trata de poner en marcha los sueños de miles de argentinos.
 Fuente: El Pinguino de Punta Arenas, 7 de Septiembre, 2015.





El 4 de septiembre recién pasado, la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández, viajó a la localidad transandina de Río Turbio para poner en funcionamiento la Central Termoeléctrica a Carbón, diciendo que “significa poner en marcha también los sueños de miles y miles de argentinos”.

La situación es compleja, puesto que la ciudad fronteriza en el lado chileno es Puerto Natales y según ambientalistas argentinos, el gas tóxico que generaría la usina de Río Turbio contaminaría la Patagonia Austral y Tierra del Fuego.

El proyecto impulsado por el Gobierno argentino, que tuvo un costo superior a los mil millones de dólares, necesitará un total de un millón 200 mil toneladas de carbón al año para su funcionamiento, lo que generará 24 mil toneladas diarias de gases tóxicos que saldrán de sus chimeneas.

El secretario de Medio Ambiente, Claudio Cassicia, comentó que “no podemos tomar ninguna medida ambiental porque eso está en otro país. Nosotros no tenemos jurisdicción en otro país, no se conoce el estudio medioambiental que ellos han hecho, no tenemos como saber eso a priori, por lo tanto debemos estar en alerta para tomar las medidas pertinentes”.

Tiempo atrás los especialistas medio ambientales de Río Gallegos, comentaron que “los depósitos de cenizas que se acopiarán en las ciudades de Río Turbio y 28 de Noviembre, generarán dos efectos, por un lado gigantescas nubes de polvo tóxico que se distribuirán según los caprichos del viento y por otro, el lixiviado de las cenizas producto de que las aguas de los deshielo y lluvias las atraviesen e incorporen sus contaminantes a los diversos ríos de la Patagonia Austral”.